ALGO DE MI FILOSOFIA PROFESIONAL EN RECREARTE

RecreArte Abriendo Caminos nace de la materialización de mi gratitud hacia la vida y lo articulo por la necesidad de desarrollar una vocación, de dar voz a mis dones y talentos.

Soy creadora de sistemas, narrativas y estructuras . Generadora de movimientos y cambios.
Adoro enseñar y para articularlo he creado una narrativa propia basada en sesiones y talleres de Alto Impacto donde combino la relajación corporal, con la reflexión mental (usando la inteligencia emocional como base de la autoindagación) para poder, mediante la creatividad redefinirse y cultivar una mirada lúcida y serena.

REFLEXIÓN + RELAJACIÓN = RECREACIÓN, REGENERACIÓN (vital).

Mi deseo es enseñar a frenar la vorágine diaria para disponer un espacio/tiempo no terapéutico muy cuidado donde crear calma e invocar a la serenidad para que emerja la claridad mental. Desde ese estado de pasividad activa (me gusta este término para acuñar el estado despierto y consciente que emerje desde la consciencia corporal cuando disfrutamos de la relajación) abrir caminos de autoindagación, labrarlos creando rutas de autodiseño que buscan despertar la consciencia y la voluntad de ser quien queremos ser. Reformularnos y recrearnos porque no pudimos formularnos y crearnos.

No transmito dogmas estáticos, no soy psicóloga, no soy coach, ni siquiera terapeuta.
Hace más de 20 años que atiendo consultas y acompaño, motivando  e inspirando en procesos de autoevolución personal y procesos creativos. Entiendo por proceso creativo el cuidado de los hijos, salir de una crisis, pasar un duelo, emprender algo nuevo, manifestar una obra de arte o accionar la voluntad de ser quien queremos ser.
Mi visión es crear y tender puentes entre donde estamos y donde anhelamos ir, pero siempre desde la practicidad, el realismo y la organicidad. La mirada en el cielo, pero con los pies en la tierra.

En el caso de que alguna persona presente algún desequilibrio físico, emocional o psicológico, el proceso será interrumpido o simultaneado para que la persona busque la ayuda terapéutica adecuada.

Hace ya muchos años, movida por la voluntad de transmitir aquellas técnicas que a mí me habían ayudado, me formé mucho para enseñarlas. En el camino redireccioné mi abordaje profesional porque me interesa más apoyar la “desinfoxicación” (detoxificación de información) que transmitir más directrices, más deberes.

Mi labor se apoya en un principio Socrático. ” el autoconocimiento como base de una vida auténtica”.

Actualmente imparto en diferentes formatos con distintas profundidades y varios abordajes.

Las principales técnicas que uso son la inteligencia emocional, la relajación corporal profunda y el enfoque al proceso creativo. Pero como decía Karl Gustav Jung: “Conozca todas las teorías, domine todas las técnicas, pero al tocar un alma humana, sea apenas otra alma humana” y eso intento hacer/ser.

En las más de 3 décadas que llevo estudiando y trabajando con el ser humano he aprendido mucho, muchísimo, lo suficiente como para saber a ciencia cierta, que a ciencia cierta, yo sé casi nada.

Fui pasando de ser una radical de las creencias, a creyente de las mismas, para tras cumplir los 50 seguir creyendo, a copia de pensar (y no de creer), que todo es relativo y que en este proceso de evolución inacabable y subjetivo que es ser humano lo mejor es simplificar. Que casi nada es tan grave y que lo bonito está al alcance de quien lo quiere ver. Que menos es más (propongo una vuelta a lo importante en vez de a lo urgente, a lo simple, a lo esencial, a lo natural, a lo potente).

He buscado muchos maestros, terapeutas, libros, métodos, técnicas, corrientes, abordajes. De algunos he aprendido parte de lo que transmito, de otros como transmito y de otros he aprendido algo tan valioso como qué no quiero hacer, quien no quiero ser y cómo no quiero tratar a las personas.

Elijo esta forma de trabajar porque es lo que sé hacer, porque lo hago con pasión y porque obtengo muy buenos resultados. No considero que sea lo mejor, ni creo que a todas las personas les convenga.

A QUIEN VA DIRIGIDA MI PROPUESTA:
A las personas que les interesa y sintonizan con lo que han leído en esta web. Gente que sea conocedora de su responsabilidad personal y esté abierta a explorar para crear nuevas visiones con el fin de crear sus vidas de forma más consciente y no que éstas sean creadas sin su consciencia.

Por esta razón tienes que estar dispuest@ a observar tu día a día para soltar lo que te debilita y daña e integrar lo que te nutre y sana.

RecreArte es un espacio dónde abrir caminos, coger impulso y poder transformarse. No es una terapia ni un lugar donde anclarse.

Con los años he restringido mis consultorías a gente con la decisión de dar la mejor versión de sí mism@s a l@s demás porque han elegido disfrutar del bienestar ajeno y no sólo escuchar la insatisfacción propia. Me gusta poner obsesivo cuidado en no reforzar las conductas egocéntricas e individualistas de las que el mundo ya va sobrado y recordar compulsivamente que cultivar el arte de la presencia y la autoindagación son solo vehículos para volver enriquecidos al colectivo y colaborar generosamente para que este mundo se vaya convirtiendo en un lugar mejor del que encontramos, apuesto por crear buenas tribus.

Search