Diseñado para: descomprimir y aprender a descomprimir. Enseñar a frenar la vorágine diaria y deconstruir situaciones estresantes. Para personas que quieran dedicar un tiempo y un espacio altamente cuidados, a reflexionar y a redefinir su propio estilo de anclarse a la existencia, a atreverse a crear su manual de vida. La sesión incluye un masaje relajante regenerador.

Objetivo: crear un alto impacto en el resultado, por la combinación de la reflexión mental con la relajación corporal para crear un cambio de consciencia. Como decía Einstein: “Ningún problema puede ser resuelto en el mismo nivel de conciencia en el que se creó”.

Cómo: sesión individual de 2 horas y 30 minutos de duración con aplicación de un método exclusivo de revisión y reformulación de las crisis, desbrozando lo que nos lastra de lo que nos sirve. Al final de la sesión la persona recibe un masaje relajante regenerador para integrar el nuevo estado. Incluye diseño y entrega en el acto de plan de inteligencia emocional intra e inter personal con herramientas de autogestión e investigación para el futuro.

El taller se configura desde 3 abordajes:

1.- Reflexión mental para señalar las pautas que subyacen: el tipo de mentalidad. Distinguir lo urgente de lo importante, lo que te acerca o te aleja de la serenidad, de la claridad mental y la vitalidad.

2.- Relajación corporal profunda ya que es terapéutica por excelencia. Reduciendo el exceso de tensión física y psicoemocional innecesaria en nuestro cuerpo y mente podemos disponer del acceso a los máximos recursos propios.

3.- Escucha al cuerpo, a la mente lúcida y a la vida para rediseñarnos a través de la creatividad propia en mayor coherencia hacia un@ mism@.

Herramientas básicas: 

  • Consciencia corporal, respiración consciente, interiorización o meditación, eje intestino-cerebro, movimiento, relajación, reflexión como engranajes al cultivo de la mirada serena y lúcida. Estos son los recursos y comprensiones que practico, habito y facilito desde hace ya más de 25 años. Actualmente tenemos la fortuna de contar para la comprensión teórica, la especialización y el aval científico de dichas prácticas con personas del calado de Nazareth Castellanos o David del Rosario, cuyas labores van dirigidas a divulgar y formar en neurociencia, muy accesible pero rigurosa, de los efectos de todas estas herramientas.
  • La inteligencia emocional como cinco arterias que dan vida a ese corazón que habita en nuestro cerebro y que nos permite sentirnos más adecuados y más felices:
    • inteligencia emocional intrapersonal
      • Autoconocimiento: para tomar consciencia de nuestras fortalezas y debilidades, estados de ánimo, emociones e impulsos.
      • Autorregulación: para  responsabilizarnos de lo que sentimos y lo que hacemos,  autorregularnos y  pensar para actuar adecuadamente.
      • Automotivación: para establecer nuestra atención en los objetivos en vez de en los obstáculos y mantener la perseverancia necesaria así como una mentalidad emprendedora y positiva ante las adversidades.
    • inteligencia emocional interpersonal
      • Empatía: para entender las necesidades, sentimientos y conflictos con los demás, para responder correctamente a sus reacciones emocionales y ofrecer una sensibilidad interpersonal e intercultural.
      • Habilidades sociales: para poder tratar y comunicarnos con los demás adaptativamente que son la clave para el desarrollo personal y profesional. Como talento sería persuadir o influir en los demás.

(Términos acuñados por J.Mayer, P.Salovey y D.Goleman)

  • Masaje relajante regenerador: para favorecer la integración y buscar el poder de regeneración  y sanación que toda persona posee en su propia naturaleza, así como para invocar a la claridad mental y Abrir nuevos Caminos.

Inteligencia emocional centrada en soluciones. Consciencia corporal especializada en relajación.

Search